Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on nov 5, 2012 in Respiratorio.cl | 0 comments

Platano Oriental y las alergias Primaverales

Sin lugar a dudas, es el árbol más difundido en parques y avenidas de Santiago, ejemplo de esto son el parque Forestal, Quinta Normal, calles como Pedro de Valdivia, Ricardo Lyon, Americo Vespucio etc… De los pólenes registrados, es el más abundante, y aunque produce serios problemas de alergía, no es el principal alérgeno de primavera. Entre los pacientes con alergia a la primavera, el 35% es sensible a este polen (chequeados mediante test cutáneos). Para estas personas, como para todos los pacientes alérgicos al polen en general, es aconsejable durante los periodos de mayores concentraciones andar en auto con las ventanas cerradas, usar anteojos, y en las casas, no abrir las ventanas durante el día, a excepción de muy temprano en la mañana y algo por las noches, ojalá a través de una rejilla o cortinas.
Las mascarillas son una de las mejores soluciones para aquellas personas seriamente perjudicadas por las alergias. Si bien pueden resultar incómodas, mantienen los síntomas al mínimo. Son recomendadas para tareas específicas como actividades de jardinería, cortar el césped, rastrillar, etc. Al tratar una alergia, parte de la terapia incorpora fármacos y la otra, inmunoterapia, a través de la aplicación de vacunas. En el caso de los fármacos, se suelen indicar antiestamínicos, corticoides, ojalá inhalados, no sistémicos, ni inyectados, ni tomados, ya que estos últimos pueden tener efectos adversos, en cambio, el corticoide inhalado es un estupendo antiinflamtorio de la vía aérea. 

Los pacientes que saben que tienen esa periocidad anual tienen que tratarse en forma preventiva y cada vez que lo necesiten mediante inmunoterapia, en un paciente por ejemplo que tiene una rinitis, estornudos, picazón de la nariz, le pica la cara, la garganta, los ojos, hasta los oídos, hay que indicarle vacunas con pólenes, las que comienzan a suministrarse, habitualmente, en marzo, no en plena época polínica y las mantiene alrededor de 4 años. La aplicación de este tratamiento tiene 3 objetivos básicos:

El primero es disminuir los síntomas a largo plazo, como al año y medio de inmunoterapia hay un efecto notable en la disminución de síntomas y, por lo tanto, un menor consumo de medicamentos. El segundo objetivo es que a los riníticos, que están llevando a cabo un tratamiento con inmunoterapia se les controle la situación evitando que se les agregue un asma. Y el tercer gran objetivo de la inmunoterapia es prevenir nuevas sensibilizaciones, o sea, que siempre el paciente que tiene rinitis en la primavera por pólenes se puede sensibilizar, por ejemplo, a los ácaros del polvo de la habitación y como el ácaro es una alergeno perenne que está todo el año, ese paciente estornuda los 12 meses, lo que se complica en primavera con la presencia de los pólenes.

.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>